LA HISTORIA DE VASSILI ZÁITSEV

“… esperar el momento adecuado para dar un sólo tiro exacto”.VASSILI ZÁITSEV

Vasili Grigórievich Záitsev (en ruso Василий Григорьевич ЗайцевYeléninskoye,Imperio ruso23 de marzo de 1915 – KievUcrania15 de diciembre de 1991) fue unhéroe militar y francotirador soviético famoso por ser el autor de 242 muertes de soldados y oficiales del bando nazi Wehrmacht y otras fuerzas del Eje durante laBatalla de Stalingrado, entre ellos once francotiradores alemanes.1

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Vassili_Zaitsev

La historia de Vassili Zaitsev siempre a sido creída como un completo hecho histórico. Sin embargo, no hay ninguna prueba documentada del legendario duelo entre los francotiradores Zaitsev y Konig. Se cree que el comando soviético inventó esta historia para inspirar a sus tropas cercadas en Stalingrado en sus horas más oscuras de luchar contra el ejército alemán.

Sin duda hubieron muchos duelos que ocurrieron entre francotiradores. Sin embargo, cuesta creer que el alto comando alemán enviara a buscar al principal instructor de su escuela de francotiradores, solo para encontrar y matar a un francotirador soviético. Este es el principio de una historia que comienza así:


El francotirador fue la llave para acosar y desmoralizar el ataque de las fuerzas alemanas. Los francotiradores implicados se convirtieron en héroes soviéticos. Uno de ellos era Vassili Zaitsev. Se volvió famoso después de que la prensa descubriera que logró 40 muertos en un período de diez días.
Él usaba una ronda de tiros simples cuando elegía sus blancos. Esta habilidad que él tenia la aprendido mientras cazaba ciervos en los bosques cercanos a Elininski, su hogar en las colinas de las montañas de Ural.

El 20 de septiembre de 1942, Zaitsev fue a Stalingrado con la 28ª División de Rifles. Gracias a sus hazañas que lo hicieron un héroe nacional, su fama cruzó las fronteras y los alemanes le tomaran un interés excesivo. El Mayor Konig despachado a Stalingrado desde Berlín con el propósito expreso de eliminar a los francotiradores soviéticos, y el primero en su lista era Vassili Zaitsev. Los soviéticos se enteraron de la misión de Konig gracias a la interrogación de un prisionero alemán.

Koulikov y Konig primero hacen un estudio cuidadoso del terreno y de sus víctimas antes de asesinarlos.

Luego de ser asesinados dos francotiradores soviéticos, Zaitsev comenzó a perseguir a Konig. El duelo duró por varios días. Durante este tiempo Konig mató a un Oficial de Relaciones Públicas llamado Danilov, que era el encargado en duelo de la propaganda soviética (Danilov acompañaba Zaitsev y en un acto desesperado y estúpido reveló su posición para que acabara con el alemán).

Zaitsev finalmente encontró a Konig gracias a la ayuda de otro francotirador, su asistente Koulikov. Koulikov se colocó frente a un muro y levantó su casco, siendo abatido por Konig.

Konig cometió en fatal error de exponerse para confirmar la muerte, y Zaitsev le dio el tiro que lo mató.

La mira telescópica del rifle de su presa fue el mayor trofeo de Zaitsev, que todavía se exhibe en Moscú el museo de las fuerzas armadas. Pero esta dramática historia esencialmente es poco convincente. Vale el observar que no hay mención en ningun informe acerca de lo sucedido.

Nota: En la película “Enemy at the Gates” es el Oficial de Relaciones Publicas Danilov, es quién ayuda a Zaitsev a matar a Konig. Esto se hizo con el fin de adaptar el guión para la película.

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

Su vida

Natural de una población de la Óblast de Cheliábinsk, en los Urales, desde muy niño estuvo relacionado con la caza: en primer lugar, con el arco y, más tarde, con armas de fuego, de las cuales la primera de ellas fue un obsequio de su abuelo cuando sólo tenía 12 años de edad. Estudió en la escuela técnica de Magnitogorsk, y sirvió como tenedor de libros en la Escuadra Soviética del Lejano Oriente.

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, Vasili tenía 26 años y ya era un excelente tirador. Además, estaba alistado en la Marina de su país.

Durante la Batalla de Stalingrado, los alemanes sufrieron numerosas bajas a manos de los francotiradores soviéticos, que se habían convertido en una verdadera amenaza. Las víctimas, por lo general, eran oficiales y soldados del ejército alemán, incluyendo algunos francotiradores enemigos.

El 21 de octubre de 1942 fue destinado como francotirador en la Batalla de Stalingrado.

Mito y realidad

Pronto los periódicos hicieron eco de las hazañas de este hombre y comenzaron a publicar las historias que de él se contaban, aumentando así el orgullo de las personas por este compatriota. Entre tanto, Vasili no sólo trataba de hacer honor a tal fama, sino que también adiestraba a otros compatriotas en el arte del disparo de precisión.

El fusil Mosin-Nagant de Záitsev.

La mayoría de sus alumnos hicieron honor a sus enseñanzas. Víctor Medvédev y Anatoli Chéjov hicieron que los alemanes temieran las horas de plena luz, pues asomar la cabeza significaba perder la vida. Ellos y Tania, sus mejores alumnos, habían quitado la vida a más de setenta soldados alemanes. Otras fuentes afirman que los 28 francotiradores entrenados por él se cobraron la vida de más de 3.000 soldados enemigos. También se dice que la hazaña de Záitsev no fue la única y que un desconocido soldado, identificado solamente como Andrei Baciu, había matado ya 224 soldados alemanes hacia el 20 de noviembre de 1942.

Cuando Záitsev tuvo en su haber más de cien muertes, fue condecorado con la Orden de Lenin, aunque esto no le impidió seguir su tarea. En esos días y según el testimonio de un prisionero alemán, llegó al frente, el mayor Erwin König. Dice este testimonio, que se enteró de que la verdadera misión de König era matar a Záitsev y acabar así con el mito para socavar la confianza del pueblo ruso.

Durante varios días, ambos oponentes se movieron con sigilo con el fin de estudiar el terreno y tratar de encontrar al otro, hasta que König hizo su primer movimiento, asesinando a dos francotiradores rusos con sendos disparos en las cercanías de una fábrica. Por lo que Vasili decidió hacerle frente. El lugar elegido: la fábrica Octubre Rojo al pie de la colina de Mamáev Kurgán. Al sitio fue acompañado por su amigo y colega Nikolái Kulikov.

Allí se encontraba el alemán, que también se mantuvo oculto. Así estuvieron tres días con sus noches, esperando ambos con admirable paciencia que el otro cometiera un error y delatara su posición. Al cuarto día, Vasili y Nikolái creyeron saber dónde estaba y urdieron un plan para descubrirlo. Nikolái asomó un casco, el alemán disparó y aquél se arrojó al suelo gritando de dolor. König mordió el anzuelo y se asomó para contemplar a su víctima, hecho que aprovechó Vasili para asestarle un disparo en la cabeza que terminó con su vida.

Esta historia del enfrentamiento entre Záitsev y König no está del todo probada ni documentada en ninguno de los bandos enfrentados.

De acuerdo con el libro Stalingrado de Antony Beevor, el nombre Mayor König no es más que un nombre ficticio creado por los medios. Su nombre real sería mayor Heinz Thorvald, jefe de una escuela de francotiradores del ejército alemán. La mira telescópica del fusil de Thorvald, de la cual se dice que es el más preciado trofeo de Záitsev, se exhibe actualmente en el Museo de las Fuerzas Armadas en Moscú. Sin embargo, la historia completa permanece en esencia sin ser confirmada. No hay absolutamente ninguna mención de ello en informes militares soviéticos, incluidos los de Aleksandr Scherbakov, aun cuando casi todo acto de francotiradores fue registrado con veracidad.

Por aquellos días, Záitsev se convirtió en héroe nacional. Durante la Batalla de Stalingrado se le atribuye haber abatido entre 149 y 250 soldados y oficiales alemanes, entre ellos muchos oficiales de alto rango.

En enero de 1943 Záitsev sufrió graves heridas en los ojos causadas por granadas de mortero. El profesor Vladímir Filátov restauró su visión y pudo regresar más tarde al frente para terminar la guerra en el río Dniéster con el grado de capitán.

Posguerra

Lápida de la tumba de Vasili Záitsev en la colina Mamáyev Kurgán en Volgogrado.

Después de la guerra, Záitsev se radicó en Kiev, donde obtuvo un empleo como ingeniero. Posteriormente se convirtió en director de una fábrica de textiles y permaneció en esta ciudad hasta su muerte en 1991 a la edad de 76 años, solo 10 días antes de la Disolución de la Unión Soviética. Inicialmente fue sepultado en esta ciudad, pero finalmente se le confirió un sitio de honor en la colina Mamáyev Kurgán en Volgogrado.

Cultura popular

En 2001 se estrenó la película Enemy at the Gates, parcialmente basada en la novela homónima de William Craig Enemy at the Gates: The Battle for Stalingrad, que narra labatalla de Stalingrado y el personaje de Vasili Záitsev es interpretado por el actor inglésJude Law. En el filme también aparece el duelo de francotiradores que mantiene con el miembro de la Wehrmacht Erwin König, interpretado por Ed Harris.

En esta película Vasili vive un romance con Tania Chernova. En la película se introducen elementos ficticios sobre esta historia de amor.

2 comentarios en “VASSILI ZÁITSEV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s